¿Cómo maquillarte de acuerdo a tu forma de rostro?

In Vida

Cada una de nosotras es distinta, y cada rostro además de diferente es bello. Esa es la maravilla del trabajo de un maquillista, cada rostro es un lienzo en blanco al que podemos agregar color y realzar su belleza.

Si bien, los profesionales observamos las formas de rostro, existen muchas otras características que hay que tomar en cuenta y trabajar en ellas, como formas de nariz, ojos o cejas, etc.

Y no, este no es un afán clasificatorio, ni que pretenda criticar o remarcar estas diferencias como defectos. ¡En lo absoluto! Sólo se tratar de entender las líneas, formas y colores de un rostro para potenciar la belleza única de cada persona (hombres y mujeres).

En este artículo me enfocaré únicamente en la técnica del contouring. Es decir el manejo de la teoría del claroscuro: «Lo claro y brillante resalta; lo opaco y oscuro, esconde o disimula».

En otras palabras, hundir visualmente las zonas prominentes con colores oscuros y sin brillo. Y resaltar zonas hundidas a través de correctores claros y brillantes.

Existen diferentes colores de correctores oscuros, el ideal para ti es aquel que sea uno o dos tonos más oscuro que tu color natural. Pero OJO, los productos bronceadores no son correctores, pueden usarse complementariamente, pero un bronceador no sustituye a un corrector.

Los correctores claros también deberían ser uno o dos tonos más claros que tu piel. Es importante entender la diferencia entre corrector e iluminador, tienen funciones diferentes y se complementan, pero las correcciones claras no deberían hacerse con iluminadores.

Existen kits completos y diferentes presentaciones. Las presentaciones en crema permiten crear correcciones más definidas, las presentaciones en polvo permiten hacer correcciones más sutiles.

Existen algunas reglas que aplican a todos los rostros: a cada corrección oscura siempre le corresponde una corrección clara.

Rostro rectangular y alargado

Corrección oscura: En la frente, cerca del nacimiento del cabello. Debajo de los pómulos. Y justo debajo de la línea de la mandíbula.

Corrección clara: En el entrecejo. En el medio de la barbilla y en los pómulos.

Rostro cuadrado:

Corrección oscura: En las sienes. Debajo de los pómulos. Y por encima del hueso de la mandíbula

Corrección clara: Pómulos, barbilla y centro de la frente

Rostro redondo

Corrección oscura: Generalmente en este tipo de rostro se trata de resaltar los pómulos, pero esto es un error. Lo ideal es crear una línea desde la frente, pasar por las sienes, y terminar en la zona del cachete que queremos disimular

Corrección clara: Centro de la frente, barbilla y triángulo debajo de ojeras.

Rostro corazón:

Correcciones oscuras: Este tipo de rostro se maneja de manera similar al redondo. La única diferencia es que alrededor de la barbilla se aplica color oscuro.

Correcciones claras: Centro de la frente y pómulos

Rostro ovalado: En teoría este es el tipo de rostro más equilibrado, estéticamente hablando, sin embargo, se pueden resaltar algunos rasgos.

Correcciones oscuras: Sienes y debajo de los pómulos

Correcciones claras: Centro de la frente, triángulo invertido debajo de ojeras. Y barbilla

Rostro diamante o rombo:

Correcciones oscuras: Únicamente debajo de pómulos

Correcciones claras: Centro de la frente, triángulo invertido debajo de ojeras y centro de la barbilla.

Recent Posts

Leave a Comment