La búsqueda del traje de baño «perfecto»

Hola!!

Mami con estilo reportándose nuevamente.

Esta vez para platicarles un poco de las marcas de traje de baño que he encontrado y que me han gustado mucho.

Mi «problema» después de un embarazo gemelar son las estrías en mi abdomen. No es un problema, simplemente es mi zona reto y aunque no me fascinan, es el precio por haber tenido tres corazones latiendo al mismo tiempo en el mismo cuerpo. Aún ahora que mis gemelos tienen casi 11 años me sigue conmoviendo esa idea.

En fin, regresando a los trajes de baño, no me siento 100% cómoda con bikini. Así que prefiero los trajes completos,  tankini, o trikini.

El año pasado encontré una marca de Guadalajara, Pink Flamingo, en la que hay mucha variedad de trajes de baño. La ropa que venden, aunque es linda, no es mi estilo ni es para mi edad. Pero los trajes de baño sí que lo son. Aquí encontré bottoms o calzón muy en la onda de la década de los 50´s, ya que cubren todo el abdomen. Y tops muy llamativos y sexys. Elegí 4 piezas para poder hacer 4 combinaciones.

Son muy accesibles de precio y si tienes los cuidados necesarios, son muy durables.

La tendencia este verano son las trajes de baño completos (cosa que para nosotras es maravilloso ¿no?) y encontré en Pan de azúcar tres que me encantaron, pero el elegido fue este.

Pan de azúcar Swimwear es una marca mexicana creada por Carmen González, y en donde todas las prendas son confeccionadas por manos mexicanas. La calidad es excelente y me encantó, es mi favorito.

Aquí los precios oscilan entre los $1,200 y $2,100 pesos mexicanos.

Por último, decidí buscar algún traje tejido y en Fatto a Mano encontré la posibilidad de diseñar mi propio traje de baño y a la medida. Esta marca es obra de Cristina Morales quien radica en Saltillo, Coahuila y que hace envíos a toda la República Mexicana (no sólo de trajes de baño, sino de cualquiera de sus hermosas creaciones).

Los precios son accesibles tomando en cuenta todo el trabajo que ella hace.

 

 

 

 

 

 

 

 

Parte importante de los outfits son las salidas de playa, y aquí también batallo un poco, porque no me gustan los típicos pareos o vestidos transparentes.

Así que llegando a Cancún fuimos a un centro comercial que se llama Puerto Cancún que además de estar padrísimo tiene marcas top. Hay zona de comida con vista a la Marina y en el momento en el que nosotros fuimos había una exposición de un «Acuario en el aire».

En Zara encontré 2 piezas a súper precio porque era época de rebajas. Uno es un vestido o blusón blanco con rayas azules verticales, de algodón, que usé para esta ocasión pero que también he usado en la ciudad. Me pareció muy versátil y cómodo.

También encontré un ensamble que puedo usar tanto en la playa como en la ciudad con jeans y ropa normal.

La verdad no me ha sido fácil decidirme a publicar todas estas fotos, honestamente me da pena. Pero creo que es un ejercicio de quitarse prejuicios, y entender mi propio cuerpo como el vehículo para experimentar las cosas más hermosas que la vida me ha regalado, desde la posibilidad de ser mamá de 4 niños, hasta sentir dolor, emoción, miedo y hasta placer.

Es mi templo y lo  cuido, y me siento contenta con él a mis 36 años. Esta soy yo, no soy modelo de revista, ni de trajes de baño OBVIAMENTE jajaja.

Espero que mis hallazgos y recomendaciones les sirvan de algo, gracias por leerme.

Besos,

Iliana Jayme

Recommended Posts

Leave a Comment