El Síndrome de «No tengo nada que ponerme» Parte 2

En el post pasado vimos las diferentes causas que provocan este Síndrome, que algunas veces es agudo, y otras no tanto. Pero que nos ataca a muchas de nosotras

Entendimos que puede ser desde un problema de orden y acomodo de los elementos de nuestro guardarropa, hasta no saber cómo manejar nuestras características físicas o desconocimiento de las normas del Buen vestir.

Ahora me gustaría dejarles algunos tips que a mí me han funcionado a lo largo de muchos años de prueba y error:

  1. La clave está en saber comprar. Todos los desastres de un guardarropa disfuncional vienen de esta acción. Cada que vayas a comprar algo (lo que sea, ropa, zapatos, accesorios, maquillajes) pregúntate si tienes ya algo en clóset con lo que puedes combinarlo. Si no es así, hay dos opciones. La primera es que compres lo necesario para que combine y puedas usarlo. O bien, no comprar esa prenda. Porque al no tener nada con qué usarla se quedará por los siglos de los siglos en tu armario.
  2. Decide una pieza inicial. Elige una cosa, un collar muy lindo, una blusa que quieras usar ese día, y de ahí partes para crear todo el atuendo. En mi caso me funciona muy bien empezar por los zapatos que quiero usar ese día. Ya que elegí los zapatos puedo elegir una gama de colores y decidir la ropa. A veces comienzo por una blusa que quiero ponerme y el resto viene solo.
  3. Conócete. “A menudo las personas dicen que aún no se han encontrado a sí mismas. Pero el sí mismo no es algo que uno encuentra, sino algo que uno crea”. – Thomas Szasz. Pocas veces he leído frases tan ciertas como lo es esta. Cuando tu conoces tus características personales como colores adecuados para tu piel y cabello, las líneas, formas, textruas y estampados que favorecen tu tipo de cuerpo. Las prendas básicas que debes tener de acuerdo a tu estilo, entonces se vuelve fácil, sencillo y divertido comprar y vestirte. Cuando te conoces, puedes hacer de tu Imagen personal una obra de arte todos los días. Puedes CREAR-TE.
  4. A veces nos hace falta inspiración: A veces estamos tan inmersas en nuestro trabajo, o en la casa y los niños que no ponemos atención al mundo exterior. No vemos aparadores, ni revistas de moda, ni redes sociales. En Pinterest, Facebook e Instagram puedes seguir bloggers que te pueden ayudar a inspirarte para armar outfits con tu propia ropa. (Mamis con estilo es una buena opción 😉
  5. Recuerda los 8 factores clave que debes tomar en cuenta para vestir cada día: Sociales (Ocasión, público objetivo, mensaje que quieres proyectar), externos (clima, horario), personales (tu edad, actividades del día, o estilo de vida)

Espero que estos tips te sirvan para hacer más fácil la elección de tu ropa todos los días.

Cualquier duda que tengas, no dudes en escribir a mamisconestilo@gmail.com, me encantará saludarte.

Recommended Posts

Leave a Comment