LOB + Alfredo Martínez = Admiradora feliz

Cuando dos grandes marcas trabajan juntas, puede obtenerse un gran resultado que beneficia tanto a las empresas como a los consumidores.

El siglo XXI en sus primeros años trajo un fenómeno muy interesante en la moda. Fueron los almacenes suecos de «fast fashion» H&M los que en 2004 invitan al aclamado Karl Lagerfeld a colaborar para crear una colección cápsula de bajo costo, han pasado muchos años y muchas otras colaboraciones con otros diseñadores como Kenzo, Stella McCartney, Armani, Alexander Wang, Roberto Cavalli y la más reciente y famosa de Olivier Rousteing para Balmain. Algunas colecciones han sido muy exitosas (otras no tanto), porque han democratizado la moda, han acercado las marcas de máximo lujo a las masas, permiten sentir que tienes un pedazo de aquello que es «inalcanzable».

En nuestro país está sucediendo algo parecido con una marca mexicana: LOB. Esta marca originaria de Guadalajara, Jalisco, lleva 30 años en el mercado ofreciendo moda a precios razonables, y de la mano de Alfredo Martínez, joven diseñador tapatío han creado un concepto parecido.

En octubre de 2015 tuve la oportunidad de ver de cerca el trabajo de Alfredo Martínez en el Mercedes Benz Fashion Week de Ciudad de México (aunque ya conocía de su trabajo y les había platicado de él en un post anterior), y debo decir que me enamoré de los vestidos, bolsos y zapatos de su colección Primavera Verano 2016; una colección muy limpia, versátil, ultra femenina, en colores básicos como blanco-marfil, negro y verde esmeralda.

Los primeros días de este mes de noviembre fuimos testigos de la colaboración de Alfredo Martínez para LOB. Estas tiendas tienen 85 puntos de venta en las ciudades más importantes del país, pero esta colección no llegó a Saltillo, Coahuila. Fui feliz presa de la publicidad y la mercadotecnia y me dispuse a ir a Galerías Monterrey para verla de cerca, y debo decir que me llevé una grata sorpresa, ya que en definitiva la esencia del diseñador está presente: colores blanco, negro y verde, lunares o «polka dots», transparencias, «faux fur» o falso peluche, maxi chalecos y pantalones acampanados, hormas muy bien adaptadas a la figura de la mujer mexicana y por supuesto la firma de Alfredo Martínez en la etiqueta (lo que a mí me llenó de emoción como admiradora de su trabajo)

Por supuesto no podemos esperar la calidad de las prendas de las colecciones regulares, pero me parece que tanto la empresa como el diseñador lograron un equilibrio bastante bueno entre moda, calidad y precio.

Estas son las prendas que elegí para usar en mi día a día…

 

dsc_0555

dsc_0565

El maxi chaleco, la blusa transparente y las botas pertenecen a esta colección. El collar y choker son de LOB

dsc_0533

Una característica de la marca Alfredo Martínez es llevar frases o palabras en los bolsos y zapatos

dsc_0567

Los maxi chalecos son una pieza repetitiva y distintiva en las colecciones del diseñador

Esta pieza puede ser usada como saco-abrigo o como vestido. Me encantó precisamente por su versatilidad. Esta tarde calurosa de otoño pude usarlo incluso con zapatillas abiertas. Puede usarse con leggins, o bien, con medias y botas para días más fríos.

dsc_0645dsc_0589

 

Espero hayan disfrutado tanto como yo con esta colección y que se decidan a comprar y usar diseño mexicano. Muchas gracias por leerme y por sus comentarios. Un beso Mamis con estilo…

 

 

 

 

Recent Posts

Leave a Comment