Lo que me enseñó Malala

Hola a todas!! Yo sé que los posts de moda son los que más les gustan, pero mi blog es mi forma de expresarme y me encanta poder compartir con ustedes todo lo lindo que me encuentro por la vida.

Me encanta leer y hace mucho que dejé de leer libros por responsabilidad (como en la universidad) o por aparentar que soy muy intelectual. En pocas palabras, leo lo que se me antoja y si al empezar el libro no me atrapa, pues ahí se quedó…

Leí recientemente dos libros que me gustaría recomendarles.

510WotPpO1L._SX336_BO1,204,203,200_

«Un niño, un maestro, un libro y un bolígrafo pueden cambiar el mundo»

 

El primero es «Yo soy Malala» de Malala Yousafzai con Christina Lamb de Alianza editorial. Muy probablemente saben que Malala es la jóven de Pakistán que levantó la voz contra los talibanes para defender el derecho de las niñas a la educación y que ganó el Premio Nobel de la Paz 2014. Eso es todo lo que yo sabía de ella, y compré el libro por morbo (shame on me) la verdad.

Sin embargo me encontré con un relato profundamente amoroso hacia una tierra, una historia y una parte del mundo que para mí era completamente desconocida. Así que además aprendí un poco de historia de Pakistán, entendí un poco de la cultura y la idiosincracia musulmana (NO, ser musulmán no es lo mismo que ser talibán).

Pero lo que recomiendo ampliamente es que acerquen esta lectura a sus hijos adolescentes, sobre todo a las jovencitas. ¿Porqué? Porque necesitan saber que el mundo como ellas lo conocen en Occidente tiene muchas otras caras. El mundo talibán sostiene que las niñas sólo sirven para cocinar, tener hijos y deben ser analfabetas.

Esta es una historia de amor y de valentía entre padre e hija, Ziauddin Yousafzai es un director y fundador de escuela que educó a su hija con libertades e ideologías diferentes a las tradicionales. Hizo de la inteligencia y la valentía de Malala una voz que resuena en todo el mundo, llevando un mensaje de paz, trabajando y haciendo mucho por las niñas que en aún en este siglo XXI son discriminadas, abusadas y vejadas sólo por el hecho de ser mujeres.

A Malala los talibanes le robaron la sonrisa (si leen el libro entenderán porqué digo esto), pero nunca midieron las consecuencias de haber intentado matar a esta niña y la notoriedad que lograría a nivel mundial. Sin embargo el precio para ella y su familia ha sido muy alto: vivir lejos de la tierra por la que han luchado tanto.

Les platiqué a mis hijos la historia de Malala, y creo que fue una buena lección para ellos, pero también para mí porque ellos tienen una capacidad increíble de sorprenderse, de preguntar y si tú acercas esta historia llena de valor a tu familia no te vas a arrepentir.

Para conocer más entra a www.malala.org

Del otro libro les platico en otro post, les parece? Un abrazo a todas

 

Recommended Posts

Leave a Comment