Pensamientos de una mamá de 4…

Hoy en México festejamos el Día de las Madres, y escucho por todos lados opiniones tan distintas.

Culturalmente en México se le rinde un tributo casi místico (yo diría que exagerado) a las madres. Las madres estadounidenses piensan que las madres latinas somos «esclavas» de nuestros hijos y familia. Hay canciones, poemas, festivales, flores, restaurantes llenisimos, tarjetas, chocolates, etc.

Honestamente no sé si en otros países exista tanta veneración y tampoco sé si en otras culturas las madres sean tan abnegadas como la mayoría de las mexicanas.
Por supuesto que los tiempos han cambiado, ahora trabajamos también fuera de casa. Y digo también porque no es «en lugar de». Si bien hay muchas parejas y familias jóvenes que traen otro chip en las que el hombre limpia, cocina y lava, la realidad es que incluso en los hogares en los que ella gana más dinero que él , no hay un verdadero equilibrio en las tareas. Ellas de todos modos son quienes se preocupan por lo que van a comer los niños, el lunch y la ropa limpia.

Se han dado cuenta de esto? Hemos llegado a un punto en el que los hombres no se atreven a comprometerse. Ya nadie es novio(a) de nadie, «es que sólo salimos» dicen.
Por supuesto ellas viven la vida loca hasta que se dan cuenta que van a cumplir 27 y no tienen ni siquiera prospecto de casorio. Y por Dios, se me va a ir el tren!!De aquí a que encuentro a alguien, nos conocemos, nos enamoramos, nos casamos o juntamos, se me van a ir otros 3 años, de ahí a que le calamos, son otros dos años y de ahí a que me embarazo!! Tendré la edad que mi madre tenía cuando tuvo al último de mis hermanos!!
O bien, es tanta la libertad que encontramos madres de 14 y 15 años.
No, la maternidad no es cuestión de edad, debería ser cuestión de voluntad. Me explico: yo solo conozco a dos chavas en la vida real que han decidido conscientemente que no quieren ser madres NUNCA. Se han tomado el tiempo de reflexionar la enorme responsabilidad que esto implica y en un ejercicio valiente de honestidad se han dado cuenta de que no son capaces de sobrellevar eso.
Y si hubiera otras que se preguntaran esto, estoy segura que habría menos niños obesos, tiranos, o débiles dependientes (como los clasifica Martha Alicia Chávez).
La devoción por la maternidad es un invento moderno, las madres nobles de la Edad Media no criaban a sus  hijos, lo hacían las criadas (de ahí el nombre). Después de amamantarlos pasaban a ser responsabilidad de un séquito de nanas.
Yo fui madre por primera vez a los 23 y aunque me llegó de sorpresa fue la experiencia más sublime que he vivido. Hoy a mis 31 soy madre de 4 y muchas me preguntan, Cómo le haces??!!! Y yo les respondo: Pues igual que todas!! Ser mamá de 4 niños no me hace mejor que la que sólo tiene 1. Será tal vez más cansado, pero eso no me convierte en super Mamá.

Las mamás que son responsables, cuidadosas, amorosas, aquellas que realmente MIRAN a sus hijos, saben que es igual de complicado ser mamá de 2 que de 3.

He visto a muchas madres llevar a sus hijos a clases de tae kwon do, natación y ajedrez todo en el mismo día, pero en todo ese tiempo no MIRARON  a sus hijos. No se molestaron en ver su comportamiento, su progreso, sólo se dedicaron a echar chal.
La maternidad hoy va más allá de hacer niños trilingües y campeones de tres disciplinas deportivas. La única promesa que yo me hecho es poner mi alma y mi vida para que mis hijos sean felices, con todo y lo que eso implica.
Lo único que quiero lograr es dar a este país un mini granito de arena, en realidad 4 granitos de arena: ciudadanos útiles a esta sociedad, honestos, responsables de sus acciones y consecuencias, tolerantes, preocupados por el que está a su lado, personas que puedan divertirse de forma consciente.
Por supuesto, no sé si lo lograré, en 10 años hablamos. Porque también es un hecho que los niños crecen y se convierten en jóvenes y adultos que tiene capacidad de DECIDIR. Si ellos deciden consumir drogas o no cuidarse en una relación sexual es decisión de ellos, y sólo así se aprende y se madura.
Ser mamá en este siglo no es fácil, nos exigimos demasiado, queremos ser las mejores madres, profesionales, esposas, hijas, amigas, amantes, cocineras, las más guapas, hacer ejercicio y todo el mismo día. Y saben que? No se puede hacer todo esto y mucho menos al mismo tiempo. Para eso sirven las listas de prioridades.
Alguna vez una maestra me dijo que la lista de prioridades de una mujer casada y con hijos debería estar así:
  1. Yo
  2. Mi esposo
  3. Mis hijos

Por supuesto yo no estuve de acuerdo, puse el grito en el cielo. Y ella me dijo, piensa el día en que te da gripa y TU estás mal, cuando mamá no está bien nada más lo está a su alrededor.

Punto 2: tus hijos se van a ir, no son tuyos, y cuando eso pasa volteas a ver al señor con el que has dormido por 20 años y te das cuenta que son perfectos desconocidos.

 Así que hoy que es Día de las Madres, volteen a mirarse, hagan su lista de prioridades y pónganse guapísimas para celebrar todo eso que implica ser MAMÁ hoy.

Con mucho cariño y admiración reciban un abrazo de mi parte y Feliz 10 de mayo.

Recommended Posts

Leave a Comment